El misterio del Serapeum de Saqqara

En el desierto del país de los faraones en Egypto, cerca de la pirámides de Saqqara, se encontró un complejo subterráneo llamado el Serapeum. A primer vista se ve como unas tumbas para los faraones, pero no han encontrado ningún faraón en esas tumbas. Varias preguntas se imponen a la arqueolgía y a los científicos, que hasta hoy no tienen una respuesta satisfactoria.

El arqueólogo Auguste Mariette descubrió este legendario lugar en 1850. El Serapeum está excavado a 12 metros de profundidad y consiste en tres pasajes con 24 cámaras laterales talladas en la roca. En cada cámara se depositó un enorme sarcófago de basalto, granito negro, rosado, o piedra caliza, que pesaban entre sesenta y ochenta toneladas (!!!), la mayoría de unos 4 m de longitud por 2,3 m de ancho y 3,3 m de altura, con su respectiva tapa del mismo material. Algunos poseen inscripciones grabadas.

¿Quién transportaba estos sarcófagos excesivamente pesados y para qué servían?

¿Por qué tenían que pesar más de 60 toneladas?

Esta entrada fue publicada en Arqueología prohibida, El enigma de las pirámides. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El misterio del Serapeum de Saqqara

  1. Carlos Rodriguez dijo:

    También se encontró en el Serapeum de Saqqara (=Serapeum de Menfis) la famosa estatua del «Escriba sentado», que se considera una de las más bellas esculturas egipcias.

Deja un comentario